El calentamiento global afecta a las costas valencianas

El calentamiento global, ocasionado por las emisiones de dióxido de carbono, es una de las consecuencias del cambio climático que más está afectando al planeta. Y a todos los niveles. En concreto, uno de los ecosistemas que más se está viendo afectado es el marino. Según el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo, el incremento medio de la temperatura superficial del agua del mediterráneo entre 1982 y 2019 es de 1,1 ºC. Para la zona situada entre Baleares, Cataluña y Comunitat Valenciana, los investigadores barajan una cifra más alta: entre 1,25ºC y 1,50ºC.  

El aumento de la temperatura del mar augura un escenario inhóspito para las zonas costeras. Existen organismos marinos más vulnerables, como el coral, el krill u otros seres vivos cuya extinción pueden alterar la cadena alimentaria y, como consecuencia, el ciclo vital de los animales. En paralelo, se prevé un aumento del nivel del mar que acarree inundaciones, además de la intensificación de tormentas tropicales con consecuencias devastadoras para las estructuras humanas. Ante esto, ¿qué podemos hacer? Una gran pregunta que plantea difícil respuesta para la comunidad científica. 

Ir arriba