El crowdfunding de donaciones y recompensas recauda casi 26 millones en 2018 en España

La financiación participativa en España sigue creciendo y lo hace a buen ritmo, según el Informe anual sobre Financiación Participativa en 2018 realizado por Universo Crowdfunding. En 2018, el crowdfunding recaudó 159.691.767 euros, lo que supone un incremento del 62,12% con respecto al año anterior.

Por tipos de crowdfunding, los mayores crecimientos en porcentaje de recaudación los han registrado las plataformas que mueven proyectos con objetivos de financiación más grandes, como son las plataformas de préstamos, inmobiliario e inversión. Con respecto a las plataformas de recompensas y donaciones, las cifras también son significativas: en 2018, las plataformas de recompensas han alcanzado los 16.581.702 euros, un 43,15% más con respecto al año anterior, mientras que las de donaciones han recaudado 9.264.281 euros, lo que supone un aumento del 18,64%. En total, suman 25.845.983 euros, una cuantía que certifica que este tipo de financiación participativa se ha consolidado como opción de financiación para los nuevos emprendedores, sobre todo para testear un producto o una iniciativa en el mercado sin un riesgo de inversión alto.


El Informe también señala tendencias al alza que se están dando en relación a esta alternativa de financiación. En los últimos años están proliferando las plataformas verticales, especializadas en un sector, o localizadas en un marco geográfico concreto, pese a que el medio en el que se mueven, internet, no tiene límites geográficos. Lo que está claro es que cuanto más cerca está la plataforma -incluso el propio proyecto- de su comunidad, más opciones de financiar proyectos tendrán los inversores. Lateuaterra.com es un ejemplo paradigmático de esta situación.

En paralelo a esta tendencia de especialización, se están atrayendo a nuevos perfiles de inversores. Ya no sólo grandes inversores, sino que pequeños inversores ven el crowdfunding como una nueva forma atractiva de inversión. Las razones, múltiples: la relación directa con creadores y emprendedores, compartir valores y proximidad con los proyectos, la rapidez de la inversión, etc.

Pese al atractivo que están despertando el crowdfunding y consolidarse como un sector cada vez más maduro y profesionalizado, España -y el gobierno español- tiene un reto importante en lo que se refiere al crecimiento y consolidación de la financiación de la financiación participativa, con una regulación que favorezca este tipo de vía alternativa que, en última instancia, revierte en beneficio de todos y, en el caso de lateuaterra.com, del planeta, nuestra casa, nuestra tierra. 

Ir arriba