Más playas españolas sin humo

Este verano, Oropesa del Mar, un municipio de la provincia de Castellón, ha puesto en marcha una iniciativa pionera en la Comunitat Valenciana: la prohibición de fumar en una de sus calas. La medida persigue no sólo proteger la salud de los no fumadores, sino también la del propio ecosistema marino, puesto que los cigarrillos deprenden sustancias que afectan gravemente a las especies, pueden provocar la muerte de organismos del ecosistema marino y, con todo, alterar nuestro ecosistema.


Esta iniciativa ha suscitado interés entre otros ayuntamientos valencianos, como el de la propia ciudad de València o de Cullera, que están estudiando implantar la prohibición, o el de Benidorm, que va a repartir 20.000 ceniceros para evitar el vertido de colillas en la arena y, como consecuencia, la paulatina degradación del medio ambiente.

A nivel nacional, algunas regiones españolas comenzaron el año pasado a crear una red de playas en las que no se permite fumar y tirar colillas en la arena. Actualmente, Galicia es en la que mayor número de arenales sin humo hay (79), pero también hay en Murcia (7), Cataluña (4), Canarias (3), Asturias (2) y Baleares (2). 

Ir arriba