Hasta la vista, impuesto al sol

El "peaje" que debíamos pagar por el autoconsumo energético ha sido derogado en España, dando así un paso más hacia la autosuficiencia energética. Este impuesto gravaba a los propietarios de instalaciones de autoconsumo para contribuir a los costes del sistema eléctrico.

A partir de ahora, todas las personas que quieran generar su propia electricidad, utilizando energía renovable, podrán hacerlo sin tener que pagar por ello. Además, el autoconsumo compartido ha sido reconocido, lo que permitirá que las distintas comunidades, cooperativas, asociaciones, etc., puedan aprovechar estas economías de escala para generar su propia electricidad.



En paralelo a la derogación, se ha producido un abaratamiento de los paneles solares, debido a la intensa actividad comprobada a nivel mundial, lo que permite que nuestro país sea más independiente económicamente y nuestro planeta esté mejor cuidado. 

La energía solar fotovoltaica permite aprovechar la radiación solar transformándola en energía eléctrica mediante el efecto fotovoltaico, que se produce con la absorción de la radiación luminosa. Esta energía es limpia y no contamina, rebajando su mínimo impacto ambiental con sus sistemas silenciosos. Además, esta fuente es inagotable y produce una mayor eficiencia en la generación de electricidad. 

Ir arriba