València acoge el XV Congreso Ibérico de la bici

La bici es uno de nuestros aliados en la lucha contra el cambio climático. La Federación Europea de Ciclistas ha asegurado que, si se lograsen unos niveles de uso de bici similares a los de Dinamarca -en los que el 62% de los desplazamientos de la ciudad se realizan con la bicicleta y pedalean un promedio de 2,6 kilómetros al día- se lograría reducir un 26% las emisiones de carbono en las ciudades.


València aspira a fomentar esta forma de movilidad urbana sostenible y va dando pasos para alcanzar este propósito. Este mayo, la capital de la Comunitat Valenciana ha acogido el XV Congreso Ibérico “La Bicicleta y la ciudad”, un evento internacional que reúne cerca de 400 expertos para explicar cómo se puede conseguir una “ciudad amable” y cuál es el papel de la bicicleta en todo este proceso.


Habilitar nuestras calles con zonas de paso compartidas o exclusivas para bicis es un buen comienzo para lograr un entorno más limpio y una población más activa, pero sólo es esto: un comienzo. Es la propia ciudadanía la que decide, cada mañana, qué transporte utilizar y, en este sentido, si reducir las concentraciones de gases de efecto invernadero, el consumo de petróleo y las emisiones de dióxido de carbono que los coches y el transporte público generan diariamente.

Ir arriba