Los emprendedores de la UPV se interesan por el crowdfunding

Más de setenta alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la Universitat Politècnica de València se han dado cita en el encuentro “Think Emprende IDEAS UPV”. Un foro que tiene como objetivo informar a las nuevas generaciones de las vías que existen dentro y fuera de la propia universidad para ayudar a emprender un proyecto personal, desde espacios de coworking, mentoring, asesoramiento personal, creación de equipos y, por supuesto, financiación.

Belén Vázquez, fundadora de lateuaterra, ha explicado a los jóvenes estudiantes qué ofrecen las plataformas de crowdfunding a la hora de lanzar un nuevo proyecto: “Dentro del Plan de Negocio tienes que tener muy claro la financiación que necesitas. Puedes optar por la vía tradicional, pidiendo dinero a un banco, o bien a tus padres, o hacer esta petición extensiva a quienes pueden confiar en tu proyecto: tíos, primos, hermanos, amigos… hasta que la onda expansiva llegue a gente que ni siquiera conoces”.

El crowdfunding de lateuaterra está basado en el sistema de donaciones y recompensas. Se trata de un sistema de financiación colectiva mediante el cual, a través de pequeñas aportaciones, los promotores logran reunir el dinero necesario para llevar su proyecto a cabo, y a cambio, entregan recompensas a sus mecenas. “Se trata en ocasiones de una venta anticipada del producto que quieras llevar al mercado, un testeo de tu nicho y de las posibilidades que tendrá en un futuro”, ha apuntado Belén Vázquez. Lateuaterra alberga proyectos que tienen una finalidad ecológica y de respeto y cuidado del medioambiente.

Por su parte, Inmaculada Villalonga, técnico de IDEAS de la UPV, servicio que asesora a emprendedores, ha explicado que desde la Politècnica se apuesta por un ecosistema emprendedor donde se encuentran start-ups y talento. Un ejemplo de ello ha sido el presentado por Antón García, fundador de Casa de la Orxata y Suc de Lluna, que tras distintas etapas profesionales decidió fundar su propia empresa, contando para ello con la ayuda prestada desde IDEAS-UPV.  

Ir arriba