La primera batalla ganada de las abejas

La Unión Europea ha prohibido el uso de tres tipos de pesticidas responsables de la muerte en masa de polinizadores.

 

Las abejas son responsables de la reproducción del 90% de las especies de plantas con flores y de tres cuartas partes de los cultivos en el mundo. Su desaparición llevaría aparejada cambios en la biodiversidad, interferencias en el ecosistema y en la alimentación mundial afectando a frutas, verduras, semillas, frutos secos y aceites e incluso en la propia subsistencia de otras especies de animales que se alimentan de ellas.

Según la Coalición para la Conservación de Polinizadores, de la que España forma parte, el 16,5% de los polinizadores vertebrados a nivel mundial están en peligro de extinción (lo cual aumenta hasta un 30% para las especies insulares). En Europa, el 9% de las especies de abejas y mariposas están amenazadas y las poblaciones están disminuyendo en un 37% (en el caso de las abejas) y más de un 40% podrían estar amenazadas.

Por este motivo, la noticia que llega de los 28 países de la UE, con el voto a favor de España, es el primer asalto ganado por parte de las abejas y los grupos ecologistas que desde hace años denunciaban la desaparición paulatina de estos insectos debido al uso de pesticidas en los cultivos. Estas sustancias son muy comunes en la agricultura intensiva y su principal función es proteger los cultivos de las plagas.




Sin embargo, en 2013, tres de estos pesticidas de uso agrícola, conocidos como neonicotinoides, fueron parcialmente restringidos en Europa debido a las conclusiones que arrojó el estudio científico de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) donde se comprobó que eran dañinos para las poblaciones de abejas. Tras el acuerdo alcanzado hoy, la Comunidad Europea prohibirá el uso de estos tres neonicotinoides en espacios abiertos en los que operan las abejas, aunque sí permitirá su aplicación en invernaderos donde las abejas no queden expuestas. La regulación será adoptada en las próximas semanas y entrarás en vigor a finales de año según informó la Comisión Europea.

Ir arriba