La Antártida se derrite (más)



El aumento del nivel del mar, el impacto negativo en actividades como la minería y la pesca, la multiplicación por diez del número de plagas invasoras, la acidificación de los océanos (que dañaría las conchas de algunas criaturas marinas), la alteración de los ecosistemas… Son solo algunos de los peores escenarios que pueden darse si el deshielo en la Antártida continua al mismo ritmo que hasta ahora. Un reciente estudio publicado en la revista Nature asegura que el continente ha perdido casi tres billones de toneladas de hielo desde 1992, aumentando así el nivel del mar ocho milímetros.

Todo ello ha sido provocado por los efectos del calentamiento global que, tal y como parece, va a tener consecuencias más graves de las que podíamos imaginar.


En esta línea se pronuncian también desde la Universidad de Waterloo donde descubrieron un mecanismo que podía acelerar aún más la pérdida de hielo antártico: las grietas. Su estudio reveló que el aumento de las temperaturas oceánicas y del aire desestabilizan las plataformas de hielo desde abajo y también causan grietas en la parte superior, lo que aumenta la posibilidad de que se desprendan. Según la líder del estudio Christine Dow, “los hallazgos podrían acortar los cronogramas estimados para el colapso de la plataforma de hielo y el aumento del nivel del mar. Hay muchos más bancos de hielo vulnerables en la Antártida que, si se rompen, acelerarán este proceso".

Ir arriba