Green Enterprises: no es una moda, es una necesidad

Las empresas multinacionales en general, han declarado públicamente que están intentando aplicar tecnologías e innovaciones “verdes” y con bajas emisiones de carbono. Esto podrían permitirles alcanzar ambiciosos objetivos en cuanto a la responsabilidad social corporativa.

Las organizaciones líderes del mundo se definirán en la próxima década, por su capacidad para integrar la sostenibilidad  en su modelo de negocio básico. Al menos esa es la visión de las consultoras de estrategia Globescan y SustainAbility.

Independientemente de que las empresas estén a la vanguardia en ventas en los próximos 10 años, las consultoras predicen que tendrán que situar la innovación en el centro de su estrategia y sus operaciones, no solamente para conseguir sus objetivos de sostenibilidad, sino para resultar creíbles.

Estos son algunos de los ejemplos de propuestas que plantean las grandes multinacionales para combatir la agresión industrial hacia el medio ambiente.

Tanto el grupo Canary Wharf como The Body Shop dieron a conocer sus planes, en cuanto a sostenibilidad, que incluyen la construcción de nuevos edificios verdes, el empleo de energías renovables y la generación de menos residuos y gases contaminantes.

Volvo sostienen que, ya ha encaminado las infraestructuras internas de sus plantas, para conseguir que en 2019 éstas solo produzcan coches eléctricos y otros vehículos no contaminantes, desechando los que empleen motores de combustión interna.

Sin duda, la forma más innovadora de anunciar los últimos avances camino a la sostenibilidad y las bajas emisiones provino de Virgin Media. La compañía utilizó sus canales de medios sociales y numerosos GIFs, para difundir los mensajes clave de su informe de una manera "atemporal".

Tesla sigue con sus planes de fabricación del Model 3, que ya ha superado las 420.000 unidades pedidas, mientras sus Giga-baterías (la de California que ya está en funcionamiento y la que piensa construir en Australia) siguen llamando la atención de todo el mundo y ya ha comenzado a implementar sus Tesla cities.

No se trata de una moda, es un compromiso inevitable e indiscutible.

Ir arriba